miércoles, 30 de julio de 2014

sábado, 26 de julio de 2014

Sin papel de regalo

"La gente se brinda mutuamente cosas que no pueden envolverse con papel de regalo".
Nadine Gordimer. 

Se hace difícil sortear el frío, la indolencia aparente del
primer contacto, las primeras miradas, los primeros
gestos que se encuentran y se tocan, indecisos,
                                                indecibles.

Tres décadas de historias, de relatos (a veces
ficciones) que hicieron lo álgido de mí, y
un miércoles glacial y salteño de julio.

La publicidad me ha sido indiferente,
y el público, siempre exiguo, incrédulo.

Pero, a veces, como ahora, hay
presencias intensas, que alimentan
muy adentro... hay palabras que
se hacen carne eterna, en un momento.

Pasan muchas más cosas que todo lo que se muestra...



lunes, 21 de julio de 2014

Cultura

Podría haber sido peluquero
diseñador de indumentaria
ingeniero civil
maquillador
arquitecto
peinador
agricultor
pintor
titiritero
periodista
cantante de ópera
actor
biólogo
incluso taxi boy
o pibe chorro

o nada

muchas cosas podría haber sido yo

Pero soy docente
(o algo cercano)

El capitalismo siempre termina
engulléndote y prostituyéndote
de todos modos, siempre

Pendientes

Esa ficción que no volví a llevar
conmigo cuando bajé del colectivo
fue motivo de lamento constante
durante un largo tiempo. Tenía diez
u once años (creo) y De la Tierra a 
la Luna era el libro, que acababa de
conocer, tal como Verne lo había
concebido por lo menos un siglo atrás.

Pocas páginas había recorrido hasta
entonces, de modo que perderlo fue
cerrar una historia antes de que
terminara realmente, algo que
se cerró antes de tiempo,
un final precoz y aciago.

Bastante tiempo llevó el olvido,
pero ahora que lo recuerdo,
muchos años después, y que
vuelvo a pensar en las páginas
nuevas, en las palabras confusas,
difusas, difíciles, en el ánimo terco
y potente,

me parece la profecía irónica de un
destino signado por lo inacabado,
por algo que se cierra sin agotarse.

Siento que hay lecturas que
siempre están
pendientes...

miércoles, 9 de julio de 2014

Quedarse

Lo cotidiano es el espacio de lo absurdo.

Escucho: "Ella era mejor porque se quedaba con él".
El equilibrio perfecto entre irse y permanecer
es el amor, es querer al otro, con demandas
pero también con renuncias, con algo del
orden del irse, del no estar, a veces...

Vos sos mejor estando y yéndote, a veces...

Este amor no es un quedarse siempre.